Logotipo gestoria Marbella
Consulta On-line
CONTACTE CON NOSOTROS

Qué hacer ante la impuntualidad injustificada por parte del trabajador.

En muchas de las ocasiones el trabajador incurre en una falta cuando de forma culpable incumple sus obligaciones laborales.
Para ello la empresa puede castigar el incumplimiento del servicio de los empleados de acuerdo con la graduación de faltas y sanciones establecidas en las disposiciones legales y convenios aplicables al sector.

No pueden imponerse sanciones que afecten a la reducción de las vacaciones u otros derechos de descanso del trabajador, ni en multas ni en dinero.
Una vez valoradas las faltas y sus sanciones, serán revisables ante la autoridad competente.
Si la falta esta catalogada como grave o muy grave, la sanción requerirá ser comunicada por escrito al trabajador, haciendo constar la fecha y el motivo.

Estas faltas pueden ser:
LEVES:

  • Impuntualidad no justificada por un tiempo inferior a 20 minutos en la entrada o salida.
  • Descuidos en el mantenimiento del material.
  • Embriaguez de vez en cuando en el trabajo.
  • La no comunicación de asistencia al trabajo por causa justificada.


GRAVES:

  • Impuntualidad injustificada hasta en tres ocasiones en un mes por un tiempo total inferior a 60 minutos en la entrada o salida del trabajo.
  • En un mes inasistencia injustificada al trabajo de dos a cuatro días.
  • Simulación de un accidente o enfermedad
  • Desobediencia en las órdenes del trabajo, incumplimiento de las normas de seguridad, higiene
  • No comunicar a la empresa los desperfectos o anormalidades de las herramientas, utensilios, vehículos si de ellos es derivado un daño para el negocio.
  • Embriaguez habitual dentro del trabajo.
  • Disminución en el rendimiento laboral.


MUY GRAVES:

  • Inasistencia al trabajo injustificada durante tres días consecutivos o 5 alternos en el período de un mes.
  • Quebrantamiento de los secretos de la empresa ocasionando graves perjuicios a la empresa.
  • Embriaguez o toxicomanía frecuente en el trabajo.
  • Acoso sexual.
  • Abuso de la autoridad ejercido por quienes realizan trabajos de mando.
  • Disminución continuada del rendimiento laboral.


Para resolver los problemas de la mejor manera posible, evitando males mayores a la empresa esta situación requiere los servicios de un profesional, un asesor laborista, que le ayude a solventarlos de la mejora manera posible.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE